NOTICIAS DEL MES

Julio  2017

 

Queridos hermanos y hermanas en Cristo Misericordioso:

 

Cada día nos acercamos más a la obtención de los permisos de construcción. Muchos preguntamos al Señor: ¿Hasta cuándo Señor? Está muy bien que le preguntemos porque al fin y al cabo todo se realizará en el tiempo del Señor. No tenemos duda que es Su Voluntad que la obra que comenzamos hace siete años llegue a su fin. Sólo Él sabe por qué estamos pasando por tantos tropiezos y dificultades. En estos momentos de espera, debemos refugiarnos en Jesús Sacramentado y frente al Santísimo pedir al Espíritu Santo que nos guíe, nos inspire y nos siga motivando para seguir adelante confiados todos en Jesús Misericordioso.

 

El pasado lunes 19 de junio, regresamos de nuestra visita anual al Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia. Durante la peregrinación oramos mucho por que logremos comenzar la construcción del Centro de Espiritualidad Divina Misericordia. El sábado pasado, 24 de junio, en la mañana temprano, asistí con Dulcita a la Misa de clausura de la celebración de la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y el Corazón Inmaculado de María en el Seminario San John Vianney con las Hermanas de los Corazones Traspasados de Jesús y de María. Observando a nuestra querida Madre Adela, fundadora de la Congregación, su hermana de toda la vida, Sister Ana, Sister Carmen, y tantas otras Hermanas con las cuales he compartido tanto, recordándolas orando, estudiando, laborando y evangelizando siempre, sin nunca apartarse del llamado a su carisma fundacional.

 

Al día siguiente, el domingo 25, orando en nuestra Capilla del Santísimo temprano en la mañana, el Espíritu Santo trajo a mi mente estos pensamientos: Rafael, a través de los años ustedes han estado orando por la construcción, primero del Santuario, luego del Centro de la Divina Misericordia, y ahora del Convento. Señor, ¿Qué quieres decirme?, le pregunté. ¿Será qué no estamos orando como Tú quisieras que oremos? Luego me vino a la mente nuestra misión, la misión del Apostolado, la misma que aparece al pie de esta página. Y seguidamente recordé las palabras de Monseñor Estévez cuando, al contarle años atrás que teníamos que mudarnos a una casa más amplia, me dijo: No, diácono, piensa mejor en un Santuario. A partir de ese momento, nuestros esfuerzos comenzaron para llegar a construir lo que hoy llamamos el Centro de Espiritualidad Divina Misericordia que, como todos sabemos, incluye el Santuario y el Convento de las Hermanas; siempre estuvo en nuestros planes traer las Hermanas de la Congregación de Santa Faustina para servir en el Santuario y juntos trabajar en el Faustinum, propagando el mensaje de la Devoción y realizando las Obras de Misericordia.


 

Luego comencé a dar Gracias a Dios porque a pesar de incorporar el proyecto a nuestros planes de evangelización, nunca hemos dejado de realizar el objetivo fundamental de nuestra misión de propagar el mensaje de la Devoción, pues se han estado enseñando el Programa de Formación Espiritual del Faustinum, Asociación de Apóstoles de la Divina Misericordia y se han celebrado retiros parroquiales y diocesanos, así como conferencias y congresos y, sobre todo, no hemos dejado de realizar obras de misericordia siempre y en todo lugar.

Seguido esto, recordé cómo hemos tratado de explicar las gracias y bendiciones que recibiríamos al construir el Santuario y el Convento, pero siempre deseando expresarlas mejor.

 

Finalmente, llegué a la conclusión que la respuesta a lo que representa el proyecto para nuestra comunidad y cómo debe estar dirigida nuestra oración de súplica y petición por la construcción del mismo, no la hemos sabido articular debidamente. Y tampoco hemos podido articular una oración para que el Señor nos ayude y permita que se aparten todos los obstáculos para que podamos comenzar y terminar la obra.  

 

Le pedí entonces al Santo Espíritu que me iluminara y pusiera palabras en mi mente que agradaran a Dios al escuchar nuestras oraciones y que pudiera articularlas de manera que demuestren la intención y deseo de cada uno de nosotros de nunca dejar de confiar en Él. Que muestren nuestro convencimiento de que todo sucederá de acuerdo con su Voluntad y en su tiempo y no en el nuestro, y que demuestren también que cada uno de nosotros cree en que el proyecto, una vez terminado, hará que nuestra misión sea más eficiente, efectiva y fructífera.

 

Entonces, comencé a escribir y las palabras aparecían en mi mente, una tras otra, hasta que terminé de escribir esta oración que quiero compartir con ustedes para que todos la recemos todos los días durante la Hora de la Misericordia.  

 

Diácono Rafael de los Reyes


 

ORACIÓN POR EL APOSTOLADO Y SU MISIÓN


 

O amado y buen Jesús te alabo y te glorifico por todas las gra-

cias  y bendiciones que derramas sobre mí todos los días de mi

vida. Hoy me acerco a Ti, Rey Misericordioso, para agradecerte

especialmente por haberme atraído a la Devoción a tu Divina

Misericordia y al Apostolado de la Divina Misericordia de la

Arquidiócesis de Miami.

 

Te pido que siempre cuides y protejas al Apostolado de los ata-

ques del enemigo, y bendigas su misión de Propagar la Devo-

ción y el Mensaje de tu Misericordia y realizar Obras de Mise-

ricordia siempre y en todo lugar, sin excusarnos ni justificarnos,

y basadas en nuestra Confianza y Amor por Ti. Te pido también

por todos los esfuerzos del Apostolado para que su misión sea

más efectiva y fructífera. Para mayor gloria, ahora y por siempre.

 

“Buscad primero el Reino de Dios y su justicia

Y todo lo demás se les dará por añadidura”  (Mt 6:33)


 

RETIRO DE SANACIÓN DE CUERPOS Y ALMAS

 

Fecha: SÁBADO 19 DE AGOSTO 2017

Lugar: Comber Hall – Parroquia Little Flower – Coral Gables

Dirección: 2711 Indian Mound Trail, Coral Gables, FL 33134

Hora: 8:00 a.m. Misa en la Iglesia

9:00 a.m. Comienzo en Comber Hall

6:00 p.m. Clausura

Información:    (305) 267-9061

Invitados: Rev. Padre Jordi Rivero

Rev. Diácono Luis Entrialgo

Rev. Diácono Rafael de los Reyes

 

Adoración del Santísimo ● Confesiones ● Servicios de Sanación de Cuerpos y Almas

 

Costo a la Entrada: $15.00

Almuerzos y Merienda a Costos Módicos

Venta de Artículos Religiosos